Discord

Soporte a Jugadores

El auge de las Gaming Houses en el competitivo de LoL

Escrito por Eleni Inzunza | League of Legends | Abril 30 2017 7:29 am

Una Gaming House, o casa de entrenamiento, como el nombre lo dice, es una vivienda que cumple (o debe cumplir) todos los requerimientos y contar con equipamientos necesarios para que habiten en ella jugadores o equipos de jugadores, esto con el motivo de que sus condiciones de entrenamiento y desarrollo sean óptimas para tener un mejor rendimiento en el videojuego que compitan.

No solo debe ser para que tengan buen contexto para entrenar si no también para fortalecer las relaciones entre los jugadores y el trabajo en equipo, pero, ¿dónde empezó esta práctica? Segun “Dispelling the Myth of the Korean Gaming House: What Lessons the Philippine eSports Industry Can Learn From Our Korean Overlords”, las primeras gaming houses profesionales aparecieron en Corea Del Sur para jugadores profesionales de StarCraft, y desde ese país, esta práctica se fue extendiendo a todo el mundo según las escenas iban en crecimiento y teniendo necesidad de las mismas.

Pero, ¿es esta necesidad buena o mala? Si remontamos un poco a lo que ha sido la escena local de League of Legends y la relativamente reciente aparición de más y más casas de este tipo (que por cierto ahora son obligatorias para los equipos profesionales de LATAM), a pesar de que ya existían aunque no de modo muy público, desde que se volvió un requerimiento para estar en LLN (o CLN, como se le llamaba antes), las cosas que se les exige que tengan para poder brindarles un buen desarrollo a los jugadores han ido en aumento, obviamente con el motivo de volver a los equipos cada vez más profesionales involucrando un itinerario en su día a día (según cada equipo, por supuesto), la pregunta es, ¿se cumplen siempre estos requerimientos?

El área de entrenamiento de la Gaming House de Dash9 en el 2016, foto cortesía de Riot Games

En 2015, cuando iniciaban los equipos a ser más profesionales y se les exigió la mudanza a ciertas ciudades, se volvieron muy hablados los hechos de que por ejemplo, en la casa del bien conocido equipo Lyon Gaming las camas de los jugadores consistían solo en colchones, sin tener base de cama, dato que se repetía en más equipos, y la más impactante historia que fue la de la escuadra que se conocía como Tesla, donde al final de temporada, Bismal, uno de sus jugadores, dio a conocer los malos tratos de su administración y la pésima calidad de vida que tuvieron que sufrir los jugadores durante la duración de la temporada, donde incluso tuvieron que aguantar sin agua y luz, solo por mencionar un poco de lo peor.

Desde entonces, las exigencias para las Gaming Houses de las organizaciones que tienen equipo en el profesional han aumentado y ahora, además de bien revisadas, pueden incluso rechazar las casas que no se consideren aptas y forzar a buscar otra, todo esto con el fin de que la casa no sea solo el término de “Casa de entrenamiento” si no que de verdad cumpla con lo necesario para fomentar el profesionalismo de los equipos y no todo lo contrario.

Seguido a esto, en la actualidad, se ha visto que varios equipos fuera del profesional, ya sea semiprofesionales o amateurs también han optado por la consolidación de una casa de este tipo, ejemplos pueden ser White Garden, equipo amateur, que tiene a sus jugadores residiendo en Ciudad de México para prepararse con todo y llegar a Circuito de Leyendas, el ya sonado Space E-Sports que recién ascendió a CDL mientras vivían juntos en Guadalajara. Silver Crows (equipo que solía ser semiprofesional, ahora profesional), que tuvo a sus jugadores viviendo juntos durante el Torneo de Expansión así como 6Sense y Elite Wolves quienes residían juntos durante CDL a pesar de que no era requisito.

Como se menciona, un factor que parece importante al optar por poner a tus jugadores en un centro de este tipo, es la visión a corto o largo plazo de alcanzar una meta real en el competitivo, como se ha visto hasta ahora en los ejemplos anteriores, ya sea llegar a los circuitos profesionales o semiprofesionales o preparar al equipo para dar sus primeros pasos en competitivo.

¿Será todo esto solo el comienzo? Parece ser que sí, los eSports crecen exponencialmente en nuestra región y el concepto del que hablamos es muy familiar con el ambiente competitivo y profesional del desarrollo de un equipo que tiene en sus metas llegar a lo alto, por lo que esperamos ver la aparición de más en los próximos años, esperando que de verdad contribuya y no de pasos hacía atrás como se vio en años anteriores.

Y tu, ¿qué opinas sobre las Gaming Houses?

Comentarios

Suscríbete al Newsletter